¿Hasta dónde elogiar los esfuerzos de tus hijos?

La autoestima es la conciencia que tiene un individuo sobre el valor que tiene. Y como padres, es un tema que queremos fomentar en nuestros hijos, formar personas seguras de sí mismos, capaces de desenvolverse en cualquier ámbito de su vida. Sin embargo también constituye una preocupación generada por la incertidumbre sobre qué tipo de acciones en casa podrían servir como base para construir un sistema de valores propios en nuestros hijos. En ocasiones, en nuestro afán por alentarlos a seguir adelante, sin darnos cuenta podríamos comenzar a generar algunas inseguridades.  Los cambios que hay que hacer son muy sutiles, y los resultados pueden ser sorprendentes.

Aquí te damos algunas recomendaciones:

  • Sabemos que, como padres, celebrar cada paso es importante, sin embargo, cuando ocurre todo el giempo, desde la percepción de los niños, los aplausos o elogios pueden perder sentido si a la menor provocación, sin que hayan hecho un esfuerzo.
  • Cuando tu hijo termine un juego, como un rompecabezas, al decirle “¡Te quedó perfecto!” o ¡Lo terminaste muy rápido!, podríamos generar que al presentarse un reto mayor como un rompecabezas con más piezas, se sienta inseguro por no lograr “terminarlo rápido” o “perfecto”.  Te sugerimos decirle:  “¡Estoy muy feliz por el esfuerzo que hiciste!”.  De esta manera se sentirá animado a enfrentar ese nuevo reto.
  • Procura celebrar más el tiempo de entrenamiento que los goles que mete, el tiempo de estudio que sus calificaciones. Recuerda que es la constancia y el esfuerzo lo que nos lleva al éxito, no los logros.
  • Reconoce sus sentimientos. Cuando sientas cambios de humor repentinos, dale su tiempo para identificar si es algo momentáneo o si persiste. Siéntate a su lado y pregúntale si quiere platicar de ello. Si sientes que no quiere hablar, respétale y busca un mejor momento para acercarte y hablar.
  • Cuando tu hijo(a) tenga en la mano una bolsa de dulces que le gusten mucho, o un juguete que esté disfrutando, invítalo a compartir, más no lo obligues. De lo contrario sentirá que sus sentimientos no fueron considerados. A veces como padres sentimos la presión social de que nuestro hijo comparta lo que tiene en la mano. Hay otras maneras de fomentar la generosidad en los niños.

#FeliceshaciaelFuturo
#Guardería y #JardíndeNiños
Informes: 5658-1274
www.felicesalfuturo.edu.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *